Espacio de comunicación de la UDA Rural de Florida ("Hugo Dibarboure Icasuriaga")

El legado

Hugo por sí mismo 2

A modo de homenaje a Hugo en la fecha de su nacimiento, compartimos actividad que se presentara en el Encuentro Tiempo de Salamancas, Arequita, Minas, Lavalleja, 6 de setiembre de 2019.

Tipo de actividad

Relato de experiencia. Encuentro con la memoria de Hugo Dibarboure Icasuriaga.
Equipo responsable: Lorena Cardozo, Ana Collins, María Agustina Terra, Manuel Bentaberry, Miguel Pizzanelli. UDA Rural Hugo Dibarboure Icasuriaga.

Objetivo: Proponemos una actividad para recorrer una serie de audios y videos sobre relatos de Hugo.

Desarrollo
Se propone la reproducción de algunos videos y audios testimoniales sobre cuentos y relatos de Hugo Dibarboure Icasuriaga. La mayor parte de este material fue realizado por compañeros o familiares. En todos ellos los protagonistas se entrecruzan siendo a veces Hugo el principal agonista y otras veces, tan solo es un eslabón en la trama de la relación de la comunidad y las personas con el lugar que ocupa el médico de familia y comunidad en el ámbito rural.

Existen varios audios y videos que se listan a continuación.

  1. Cuentos de asma. Voz de Hugo. Grabado en el ámbito familiar.
    Duración 3 minutos
    Acceso: https://audioboom.com/posts/3376605-cuentos-de-hugo-dibarboure-sobre-pacientes-con-crisis-asmaticas
    También accesible en youtube con fotos: https://www.youtube.com/watch?v=9T5wo4z50Sg
  2. Doña Olga. Lectura de cuento de Hugo. Voice acting; Miguel Pizzanelli. Publicado en: https://hachemepe.wordpress.com/2013/01/05/libro-historias-de-hugo-dibarboure-icasuriaga-cuento-dona-olgaue/
    Duración del Audio 3 minutos. Disponible en: https://audioboom.com/posts/1045883-dona-olga
  3. Video. Hugo lee uno de sus cuentos. En oportunidad de una visita a su casa, próximo al día en que se le otorgó el reconocimiento como Profesor Emérito de la Facultad de Medicina. Duración 3 min 47 segundos. Disponible en https://youtu.be/WVgtRbc0wlg
  4. Video doméstico realizado en Florida, con motivo de editar la página en Wikipedia con la biografía de Hugo. Agradecimiento especial de Raimundo Pastor. Duración 1,45 seg.
    Disponible en: https://youtu.be/bPcHGkiY5G4
  5. Video sin audio con fotos de Hugo y la Capilla. https://www.youtube.com/watch?v=qrJ3vvhwK34
  6. Narración del Libro / Historias de Hugo Dibarboure Icasuriaga / Cuento: “Los Bentancores”.
    Duración 1,29. Voice acting: Miguel Pizzanelli. Accesible en: https://audioboom.com/posts/1039455-los-bentancores-de-historias-de-hugo-dibarboure-icasuriaga

Para terminar un texto que se escribiera para hacerle un homenaje en un Ateneo del Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria a pocos días de su muerte.

Hugo Dibarboure Icasuriaga

Florida, 1° de Octubre de 1929 / Montevideo 7 de julio de 2015

Si dijera que Hugo fue mi maestro, que es mi mentor, cometería un doble pecado. Primero porque ha sido mucho más que eso. Segundo porque no puedo reclamar propiedad sobre “Hugo”, ya que él ha sido un maestro generoso que nos ha dejado enseñanzas, legados y preguntas sin respuestas a muchos compañeros.


Pero más que todo ha dejado un fuerte testimonio de vida y un mensaje de lucha perseverante, tenaz, emprendida con habilidosas y futboleras “gambetas”, siempre con consecuente firmeza, pero chiflando tangos y sin dejar su sonrisa, para no permitirse perder por ahí, la alegría el ingenio y la ternura.

Él ha sido tan significativo para todos nosotros que es muy difícil expresar esto con palabras. No existe dimensión humana o área de desempeño profesional en la que no haya sido formidable, profundo y removedor.

No será fácil para nosotros no tenerle preguntando exhaustivamente y desde perfiles impensables, analizando cada pormenor y luego… ofrecerse él mismo para emprender la tarea como uno mas.

Así te queremos tener en la piel y la memoria por siempre.

Por último, solo recordar que no promovía el culto a las personas, que no le gustaba la palabra “doctrina”. Todas sus posiciones profesionales las obtuvo por concurso y mérito propio. Podía escribir y leer con fluidez (por lo menos) inglés, francés y catalán pero le disgustaban los anglicismos. Disfrutó del arte, la poesía, la música. Amó a su familia, los amigos, el asado, el vino, el fútbol (lamento no haber ido a un clásico con él). Escritor y contador de cuentos consumado. Portador de un humor y una carcajada imponente.

Autoría emocionada: Miguel Pizzanelli


Imagen

Hugo por sí mismo

Foto de foto de cuadro, que creo está en casa de Jorge Cuenca, quien fuera residente de Hugo.

Arequita, encuentro, escuchamos y vemos a Hugo una vez mas. El está aquí en nuestras vidas, en nuestras utopías. Este año el 1º de octubre cumpliría 90 años de una vida llena de testimonio.

Texto de contratapa de Libro Historias 2 (anónimo, que corresponde a Miguel Pizzanelli).

“Como maestro nos ha dejado a todos enseñanzas, legados, preguntas sin respuestas.
Nos ha dejado un testimonio de vida y un mensaje de lucha perseverante y tenaz, emprendida con habilidosas y futboleras “gambetas, siempre con consecuente firmeza, pero chiflando tangos y sin dejar la sonrisa, para no permitirse perder por ahí, la alegría, el ingenio y la ternura.
En cada dimensión humana en la que incursionó fue formidable, profundo y removedor. Deberemos acostumbrarnos a no tenerle preguntando y analizando cada pormenor, para luego ofrecerse él mismo como voluntario para emprender la tarea.
Disfrutó al ejercer la medicina, amó a sus pacientes, amó a su querido pueblo Capilla del Sauce, comunicó el saber de forma sistemática. Disfrutó de la vida simple, de la charla amigable, de la pesca, del campo, el arte, la poesía y la música.
Nunca manejó otro vehículo que su bicicleta o el charré. Amó a su familia y tiene muchos amigos. Gustaba de los asados, el tango, el fútbol. Extrañó mucho su país durante su exilio. Destacó como escritor, y hábil contador de historias. Portador de un humor incisivo y de una carcajada imponente.
Así te queremos tener en la piel y en la memoria por siempre.”

Biografía

El Dr. Hugo Dibarboure Icasuriaga, para mí Hugo a secas, ha sido un destacado profesional de nuestro país, un ejemplo para los ciudadanos en general y para los médicos en particular. Es un referente ineludible para la medicina rural, general, de familia y comunidad. Su actividad profesional como médico de “la Capilla” (Capilla del Sauce, Florida), entre los años 1965 y 1971, está ampliamente documentada y ha contribuido al marco referencial en la historia del desarrollo del primer nivel de atención. Esta referencia está vigente y viva actualmente, y destaca como señal a seguir cuando se profundiza tanto en el plano conceptual como en el nivel pragmático en lo que refiere al desarrollo de la atención primaria en nuestro país.

Resulta muy difícil, casi imposible documentar o sintetizar en una biografía lo variado de su trayectoria, perfiles de actividad, su formación, la producción científica y aporte al colectivo y a la comunidad, es decir su legado. Incluimos con esta finalidad algunas referencias y documentos para ampliar la información al respecto.


Cita de su biografía en Wikipedia:
“Junto a varios colegas y amigos formó parte de una dinámica y militante generación de profesionales, que destacó por el desarrollo de la actividad sindical, política y científica. Su compromiso con la realidad de las familias rurales, su situación social, económica y productiva, los desafíos profesionales en una época fermental, le llevaron a asumir un papel de liderazgo en diversas áreas del quehacer humano, profesional y político. En las elecciones de 1971 fue candidato al gobierno departamental de Florida por la coalición de izquierda Frente Amplio.

Fuente: https://www.smu.org.uy/publicaciones/noticias/separ124/macedo.pdf


En agosto de 1974 junto a Juan Carlos Macedo, Barret Díaz Pose y Hugo Bagnulo, funda la Revista Médica del Uruguay, publicación científica del Sindicato Médico del Uruguay. Integró el primer Consejo Editorial de la revista desde 1974 hasta 1994, salvo el período comprendido entre 1975 y 1985. Debido a la persecución ideológico política que sufriera, como tantos compatriotas en la década de los 70, comienza el derrotero que lo lleva primero a la Villa Cardal (1975), más tarde a Montevideo y finalmente al exilio forzoso. Ejerció su profesión lejos de su país, primero en Venezuela y finalmente en España…

En 1985 con una dictadura que daba sus últimos estertores, decide regresar al “paisito”, sintiéndolo como un imperativo ético y afectivo, como un deber moral, una llamada a continuar la tarea. En 1988 consigue la especialidad de Salud Pública por la Facultad de Medicina de Montevideo, UDELAR.

Desde 1997 formador de residentes de Medicina Familiar y Comunitaria en la Capilla, donde nos tocó “encontrarnos”.

Ejemplo de su Quijotesca actitud y terca condición fue la provocación de crear una residencia de Medicina Familiar y Comunitaria en 1996, a contrapelo del poder académico. Este emprendimiento lo realizó junto al también incansable Juan Carlos Macedo y Gustavo Bogliaccini, quien presidía la comisión de Residencias el Ministerio. Pero eso es otro cuento en si mismo. Los cuatro primeros residentes en tomar los cargos fueron Clara Niz, Joselí Otegui, Jacqueline Ponzo y un servidor (este no es el orden de prelación).


El 21 de mayo de 2010 se le dedicó, en su ciudad natal, un homenaje público en la Junta Departamental por sus 80 años, como reconocimiento a su servicio a la comunidad. La sala estaba colmada mayoritariamente de pacientes de Capilla del Sauce y amigos de las más variadas franjas etarias.
Sus actividades se desarrollaron en los ámbitos asistenciales públicos y privados, en la gestión, en la política partidaria, y la actividad sindical. El impacto más relevante y su aporte fundamental, tal vez sea, el atribuible a su actividad clínica, docente, académica y científica. La calidad y la calidez de su desempeño como médico general es un reconocido aspecto de su vida profesional que valoran tanto sus pacientes como sus colegas. Su testimonio personal y profesional lo confirma como un modelo a seguir.
Desarrolló actividades docentes en España y Uruguay. Él mismo refiere como estimulante el hecho recibir, como tutor, a varias generaciones de Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria en su querida “Capilla del Sauce”.


Referencias para ampliación documental

  1. Hugo Dibarboure Icasuriaga. (2013, 31 de marzo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 19:58, abril 17, 2013, desde http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Hugo_Dibarboure_Icasuriaga&oldid=65794789.
  2. Ponzo J. Orígenes y posibilidades de desarrollo de la medicina familiar y comunitaria en Uruguay. Medwave [Internet]. 1 de enero 2013 [citado 5 de Agosto 2016];13(1):e5615–e5615. Disponible : http://www.mednet.cl/link.cgi/Medwave/Enfoques/SaludFamiliar/5615
  3. Partor R, Pizzanelli M. Hugo Dibarboure Icasuriaga. In: Wikipedia, la enciclopedia libre [Internet]. 2015 [citado agisto 2016]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Hugo_Dibarboure_Icasuriaga&oldid=87909557
  4. Pizzanelli M. están cambiando los tiempos: Hugo Dibarboure Icasuriaga / 1 de Octubre 1929 – 7 de Julio 2015 [Internet]. están cambiando los tiempos. 2016 [citado 4 de Agosto 2016]. Disponible en: http://estancambiandolostiempos.blogspot.com.uy/2016/07/hugo-dibarboure-icasuriaga-1-de-octubre.html
  5. Formación de recursos humanos para el primer nivel de atención utilizando la estrategia de la atención primaria de salud. Paginas 25 a 36; Pag 45; Pag 47, Pag 49. Disponible en: http://www.medfamco.fmed.edu.uy/Archivos/biblioteca_virtual/Rec%20Hum%20para%20el%20PNA.pdf

Asistir, y asistir bien, “queriendo a la gente” / Hugo Dibarboure Icasuriaga

Juan Ignacio Gil y Agustina Terra, Hospital Saint Bois. Junio 2018.

A fines de este frio junio pasado, fuimos con Agustina de coordinar una Actividad centralizada con estudiantes en el Saint Bois, sobre estudios complementarios y perpectiva de prevención incluyendo el concepto de Prevención Cuaternaria.

De salida nos encontramos en una afable conversación con el querido Juan Ignacio Gil, amigo de la vida. El es un destacado referente de Historia de la Medicina en Uruguay. Juan actualmente trabaja en la Comisión de Patrimonio Histórico del Centro Hospitalario del Norte Gustavo Saint Bois. El impresionante complejo que es Saint Bois ha recuperado gracias al trabajo de muchos plasticos y con la coordinación de la comisión de patrimonio, la recuperación de un espacio público como espacio para compartir y disfrutar del arte. Es así que los “murales torregarcianos” originales, de los que queda solo uno, ahora están presentes en esta reedición actual. Ver: https://www.elpais.com.uy/informacion/muralista-saint-bois.html

Les comparto parte del texo que Juan expusiera en la Sociedad Uruguaya de Historia de la Medicina. Un ensayo histórico-médico elaborado y como testimonio de una historia y una especie de homenaje a varios, Hugo entre ellos.

Asistir, y asistir bien, “queriendo a la gente” como sentenció el padre de la Medicina de Familia en el Uruguay Hugo Dibarboure Icasuriaga, siempre ha sido y será el sentido más noble y auténtico de la medicina y la cirugía. La historia de la medicina siempre nos recordará machaconamente y sobre todo filosóficamente que la medicina y la cirugía han sido un matrimonio valiosísimo para la historia de la humanidad, que tuvo sus tiempos difíciles de convivencia, como toda pareja vital, pero que se necesitan y se adoran mutuamemte, sin contar que han prohijado una prole vastísima de especialidades hijas, nietas y ya binisetas por lo menos. Y la familia se agrandará sin cesar…