Espacio de comunicación de la UDA Rural de Florida ("Hugo Dibarboure Icasuriaga")

medicina familiar y comunitaria

Publicación Codigos Q en español / Marc Jamoulle

img_4959

Marc y Miguel distendidos en lluvioso Rio de Janeiro / Nov 3, 2016

Presentación de Codigos Q en conferencia Mundial de WONCA (Organización Mundial de Medic@s de Familia), Rio de Janeiro, Brasil. Noviembre 2016

Los Códigos-Q son una clasificación para los artículos no clínicos de medicina general y de familia.
Están en un formato listo para ontología y disponibles en http://www.hetop.eu por el Departamento de Informática Médica, Universidad de Rouen, Francia.

Son un capítulo complementario a la clasificación CIAP-2, forman parte del proyecto 3CGP (Core Content Classification in Primary Care / Clasificación del contenido esencial de la atención primaria), destinado a recuperar los principalesconceptos organizacionales de la Medicina Familiar.

El proyecto 3CGP combina la CIAP-2 con los Códigos Q para crear una nueva ontología con el propósito de mejorar la indexación de la literatura gris enmedicina general y de familia. La base semántica multilíngue de Códigos Q está disponible en línea en 8 idiomas en:
http://cispro.chu-rouen.fr/hetop/q

Descargar la terminología multilingüe en 6 idiomas en: http://3cgp.docpatient.net

Jamoulle M, Mariño MA, La Valle R, Pizzanelli M. Terminología multilingüe en medicina general y de familia – Versión en Español. Care Editions, Belgique; 2016. 60 p. Available from: http://hdl.handle.net/2268/202211

 

Anuncios

Sobre atención centrada en la persona…

Deseo compartir contigo una historia que me reconforta profesional/humanamente (para mi no va separado). La historia es real aunque está tergiversada y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

El contexto es una consulta de Urgencia en una policlínica rural de un efector privado en Uruguay.

PRIMER CONSULTA

La historia comenzó en la guardia anterior cuando una señora de 67 años consultó por un pico de presión arterial. El colega objetivó un pico de presión arterial de 180/100mmHg, sin complicaciones y sin antecedentes, le indicó iniciar Losartán 25mg/día, dieta hiposódica y control en policlínica.

SEGUNDA CONSULTA

La señora volvió a consultar en mi guardia “porque la presión no le bajaba” , continuaba siendo un pico de presión arterial sin complicaciones aunque agrega que padece episodios de cefaleas tensionales y cervicalgias precedentes al cuadro actual y que hoy no lo padecía. En esta oportunidad dejó avizorar que se encontraba atravesando una crisis familiar en la que no ahondamos. Generamos buen raport y le indiqué continuar el plan de mi colega agregando una somera explicación del bajo riesgo cardiovascular de su episodio, de lo importante del cambio de hábitos, dieta hiposódica y cumplir la medicación por unos meses, de los efectos adversos y favorables esperados y de la necesidad de controlar su presión arterial regularmente. Le expliqué también cómo detectar complicaciones.

TERCERA CONSULTA

En la misma guardia, al otro día, la señora reconsultó por notar “mareos” que relacionaba con la medicación. Se objetivó que en realidad correspondía a visión borrosa y que era precedente al uso de Losartán. Se encontraba normotensa y sin elementos de complicaciones, se objetivó contractura muscular cervical y torácica con algo de hipercifosis de columna torácica.

En esta consulta, la señora se explayó espontáneamente en su crisis familiar. Desde hace años vive con su marido en camas separadas, sin disfrutar de relaciones sexuales por no ser satisfactorias luego de un episodio de relaciones extra-matrimoniales. La pareja mantiene una relación distante y conflictiva que la lleva a estar en continua tensión para no confrontar con su marido y con sus hijos (ya independientes). No ha pensado en separarse e iniciar una vida independiente, sin embargo, desde hace un tiempo trabaja tiempo parcial en una tarea que le causa tensión por las características propias, aunque no piensa abandonarla. Cuenta además que pasa muchas horas frente a la computadora, en mala posición y que se le “cansa la vista y a veces siento mareos y dolor de cabeza y cuello”.

Finalmente refiere que la situación se ha puesto tensa recientemente en el ámbito de la pareja, eso le angustia mucho pero no logra llorar “por que le prometí a mi madre no volver a llorar antes de que falleciera hace 10 años”.

Mi intervención ante esta nueva situación fue la misma que en la anterior, salvo que realicé escucha terapéutica de su problema hasta que decidí cortar la entrevista, explicitar la continuidad del plan anterior, desestimar la reacción adversa medicamentosa, aconsejar medidas de higiene de columna y laboral, y aconsejar la importancia de seguimiento de la situación con su médico tratante. No lloró. La señora quería hablar con alguien fuera de su entorno.

FIN

Creo que situaciones como ésta hacen que cada día se refuerce positivamente mi elección por la medicina familiar y comunitaria, abordaje centrado en la persona, abordaje por problemas, abordaje integral y amplio.

Ya no puedo concebir el ejercicio de la medicina de otra forma, aún en un servicio de urgencias.

*.mbd

manuelbenta@gmail.com